Apendice
Edwin Oviedo: colaborador de la Fiscalía revela que sus empresas fueron "apoyadas" por congresistas a cambio de dinero

Creditos Imagen: Apéndice.pe

Señalados. El colaborador eficaz de la Fiscalía acusó a los congresistas Marisol Espinoza (APP) y Javier Velásquez Quesquén (APRA) de haber recibido dinero a cambio de apoyar a Edwin Oviedo (presidente de la Federación Peruana de Fútbol) para que este se mantuviera en la administración de la azucarera Tumán.

Lea también: ¿Su última jugada? Galarreta extendió beneficios de integrantes de Mesa Directiva por un año

En sus declaraciones, manifestó que el Hotel Sheraton y la Plaza de Armas de Piura fungieron como los lugares destinados para su encuentro y posterior entrega de dinero, teniendo estos la labor de servir como "operadores políticos" dentro del Congreso de la República, explicando que todo partió en diciembre del 2010 cuando se debatió la aprobación de la Ley N°4363/2010-CR, misma que proponía "el establecimiento de medidas para viabilizar el régimen de las empresas agrarias azucareras".

Punto de partida

Por aquel entonces, Quesquén alegó a que la normativa solo favorecía al Grupo Oviedo, puesto que esta protegía a las azucareras Cayaltí, Tumán y Pomalca (las dos últimas de la citada agrupación) de ser embargadas por sus deudas millonarias, mientras que Espinoza recalcó que su bancada (en aquel entonces Unión por el Perú) insistiría por el derecho de los trabajadores.

Conflictos desarrollados en Tumán, Lambayeque./ Foto: Difusión.

Con el paso del tiempo, la medida fue revisada primero por el gobierno de Alan García y en abril del 2011 por el presidente de la Comisión Agraria, Aníbal Huerta Díaz, quien solicitó finalmente que se dejara en votación tras un intenso debate, siendo aprobada así con 71 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones.

Ocho años después 

Ya en la actualidad, el personaje recalcó que en el 2015 ya había hecho su descargo acusando a los legisladores por los mismos hechos, lamentando que en su momento no se le halla dado la importancia necesaria, rememorando también los años en el que laboró en la azucarera Tumán y explicando que Gregorio Leguía recibía dinero para enviar a los obreros a Lima para que protestaran en la buena pro de la aprobación de la misma.

“(...) Un pago de 150 soles diarios para cada persona, aparte de su día de labor normal que les correspondía en la empresa Tumán. En total, éramos un promedio de 600 personas aproximadamente que nos mantuvimos en el parque Dos de Mayo hasta que se dé la ley”, afirmó, contando que reclamaban en favor de Oviedo sobre la ley de protección patrimonial.

Edwin Oviedo, presidente de la FPF./ Foto: Difusión.

Por: Redacción Apéndice.pe

Noticias relacionadas